Arrancamos la semana presentando a nuestra logopeda Eli.

“Soy diplomada en Logopedia, pero cuando comencé a estudiar no era consciente realmente de la importancia que tendría el desempeño de mi profesión. El segundo año de carrera tuve la suerte de hacer unas pequeñas prácticas en el C.E.E Jean Piaget de Armilla- Granada, allí abrí los ojos, tuve contacto con multitud de niños y niñas con diversidad funcional, física y psíquica, y con diferentes grados de afectación, cada uno con sus peculiaridades. Fue entonces cuando desperté y reaccioné sobre la importancia que tenía la carrera que había elegido. Después, en el ámbito laboral, aunque he trabajado en diferentes áreas de la logopedía, siempre he querido volver a hacerlo  de nuevo con personas con necesidades especiales. Formé parte del equipo de terapeutas en otra asociación de la que guardo un gran recuerdo de todos los chicos y chicas. En octubre de 2014 comencé a trabajar con esta gran familia que formamos Autismo Córdoba, en la que por supuesto me siento incluida. Trabajar aquí es un reto constante, pero también un regalo.”