Hoy os presentamos a Paco Álvarez, uno de los pilares de nuestro Programa de Vida Adulta, a pesar de llevar sólo dos años en nuestra plantilla de profesionales, viejo conocido de nuestra asociación por su dilatada experiencia en trabajo individualizado con personas con TEA y su voluntariado en diversas actividades con nosotros.

“Diplomado en Magisterio de Audición y Lenguaje,  desde el comienzo de mi etapa universitaria tenía claro dedicar mi vida profesional a la Educación Especial, y empecé a colaborar, como voluntario, con varias asociaciones de discapacidad de nuestra ciudad-entre ellas la nuestra. Fue cuando tuve la oportunidad de conocer de cerca a personas con TEA-allá por el 2007- y despertó en mi un interés por este colectivo, que me brindó la oportunidad de participar en diferentes actividades y eventos desarrollados por nuestra asociación. Este hecho me permitió conocer la realidad de algunas familias de nuestra entidad, contando con mis servicios en calidad de asistente personal durante varias etapas de la vida de sus hijos/as.
En la actualidad, formo parte del equipo profesional del programa de vida adulta y participo activamente en distintos contextos de atención a la diversidad e inclusión socio-laboral.
Términos como ‘creer’, ‘ser capaz’ y ‘hacer posible’ son fundamentales en el ‘feedback’ diario con nuestros/as chicos/as; y nos permiten imaginar una sociedad en la que no existan barreras y, en especial, en la que los prejuicios desaparezcan.”