Siguen los días de diversión para nuestros chicos en la escuela de verano. Los más peques han pasado una divertidísima semana en la que han seguido disfrutando de refrescantes juegos, actividades en el Huerto de la Fuensanta, y además han aprendido de la mano de los diferentes colectivos de profesionales que se siguen acercando cada semana a desarrollar actividades con ellos, como son policía, bomberos, veterinarios, etc…

Este año nos marcamos como meta el que todos los niños pudieran disfrutar de una escuela de verano inclusiva en la que además participan alumnos del CEIP Mediterráneo, disfrutando del merecido tiempo de descanso que es el verano, y sin perder cada día el momento de refuerzo de todo lo aprendido durante el curso.

Una vez más queremos agradecer a voluntarios, personas de diferentes profesiones que están participando en la escuela y a nuestra plantilla de profesionales que hacen cada día posible el desarrollo de una actividad como esta en la que participan cada día alrededor de 40 usuarios. Por supuesto, no podemos olvidarnos de la suerte que tenemos de poder desarrollar nuestra escuela en el CEIP Mediterráneo, espacio cedido para la ocasión.