Desde Autismo Córdoba hace mucho tiempo que trabajamos poniendo en valor la importancia del entorno y el contexto de la persona con TEA, donde cada pieza juega un papel clave. En el terreno educativo por supuesto el profesorado, y muy importante también los compañeros de centro de los niños y niñas. Esos compañeros que tanto nos esmeramos en enseñarles como tienen que convivir en igualdad con sus amigos con TEA, como ayudarles a comprender mejor su entorno, como hacer que se sientan uno más entre ellos. Por eso no todo vale y no se debe sacar a un niño de un colegio en busca de recursos educativos sin ni siquiera contemplar su bienestar real: el del calor y el apoyo que le suministran sus compañeros de clase, los mismos que lo llevan conociendo varios años.

Son situaciones casi impensables en el caso de niños que no tienen NEE de apoyo educativo, el hecho de que unos padres, o el propio sistema intente cambiarlos de centro sin existir una causa muy concreta como suelen ser los cambios de residencia familiar, trabajos, etc. Nadie arranca a un niño sin NEE de su entorno porque si y alguien debería de plantearse porque a un niño con TEA si se lo podemos hacer. ¿Cuánto tiempo nuestros hijos y las familias vamos a tener que estar deambulando en busca de los mejores y escasos recursos para ellos.? ¿Alguien le ha preguntado a Cristian si se quiere aventurar en cambiar de cole en busca de nuevos amigos y abandonar a los que ya tiene?