La Consejería de Educación de CASTILLA-LA MANCHA cumple su compromiso y se ocupa de un colectivo muy vulnerable y muy olvidado en el sistema educativo. Va a implantar el próximo curso escolar una nueva modalidad de Formación Profesional dirigida a alumnos de centros de Educación Secundaria con necesidades educativas especiales, que les permitirá obtener una cualificación profesional de nivel 1.

Castilla-La Mancha es de este modo pionera en sustituir la FP Básica adaptada que venía impartiéndose hasta ahora pero sin un currículo desarrollado y permitirá a estos alumnos con necesidades educativas especiales seguir formándose hasta los 21 años.

Estos programas, que se implantarán en las cinco provincias y en centros ordinarios, tendrán una duración de dos cursos académicos y contemplan actividades como auxiliar en viveros, jardines y centros de jardinería; auxiliar de comercio y operaciones de grabación y tratamiento de datos y documentos.

También están contempladas actividades domésticas y limpieza de edificios; alojamiento y lavandería; operaciones básicas de cocina y vidriería y cerámica.

De este modo, afirma Pastor, “se da una respuesta dentro del itinerario de la FP a un perfil de alumnado que hasta ahora estaba carente de una titulación dentro del sistema educativo asociado a esta oferta”.

Para conseguirlo se ha trabajado coordinadamente con la consejería de Empresas y Empleo y con el CERMI- CLM.

 

FUENTE: CADENA SER. ESCUCHA LA NOTICIA