Por un  MUNDO AZUL

DÍA ESPECIAL 30 DE MARZO: Concienciación del autismo.

 

Hola amigos, ¿no creéis que el azul es un color hermoso, limpio?

El azul representa el cielo despejado durante el día. Representa la templanza.

Para mí el azul representa, desde hace 18 años, la lucha para que las personas de la sociedad conozcan y reconozcan una forma de ser y comportarse llamado Autismo.

Son ellos, esas personas metidas dentro de sí mismas. Personas con problemas para entender sus sentimientos y los de los demás. Que solo entienden una cosa: que desean ser felices.

Los menos afectados lucharán y desearán tener una vida como la de los demás. Los más profundos sólo querrán hallar la paz en medio de un mundo que no conocen y que les rechaza continuamente por desconocimiento e ignorancia. Como esa pescadilla que se muerde su cola eternamente, en este último tipo de autismo, los grandes dependientes, no se les ve apenas porque sus conductas no son socialmente las más adecuadas y por ello se les mira mal y se les rechaza. El rechazo lleva a más ocultación por parte de las familias.

El rechazo solo se produce por el desconocimiento. Montones de veces lo he comprobado con Quique. El primer contacto provoca miedo e incomprensión, miedo y evitación. Pero luego descubres su verdadero rostro, su inocencia, el niño que está encerrado en un cuerpo de adulto.

Si están bien, su sonrisa es capaz de iluminar el mundo tiñéndolo de ese mismo color azul claro que representa la sinceridad y la claridad de sus sentimientos.

Ellos expresan lo que sienten y lo que quieren, sí. Ellos no aceptan las reglas normales del comportamiento social normal. Es verdad. Y si hay comida en un plato en alguna mesa en la que ellos no están la cogerán de igual modo. Si están nerviosos chillarán, llorarán o se agredirán a sí mismos y te empujarán para que no les toques.

Los T.E.A. más afectados son esos niños solitarios, esos adolescentes que muchas veces parecen enfadados y otras mostrarán ataques de risa injustificada aunque contagiosa.

Son ellos, adultos cuya mente infantil se ha quedado encerrada en un rincón de sus mentes. Las palabras son galimatías incomprensibles a las que apenas consiguen dar significado coherente y que, por supuesto no utilizan más que lo básico y relacionado con sus intereses. Los gestos son enigmas que muchas veces malinterpretan y los sentimientos, son algo imposible de definir y demostrar.

Ellos, sí, enigmáticos y con un atractivo especial que consigue que quien les conozca no se olvide más de ellos.

El mejor idioma que puedes emplear con ellos es ese que no está escrito y que no todo el mundo puede llegar a aprender. El idioma del análisis de rostros. Su expresión te dirá todo lo que necesitas saber de ellos, de cómo están, de lo que necesitan. Expresivos como solo la dulzura de la inocencia puede mostrar.

Si quiero decir algo negativo diré una característica que prácticamente todos muestran y es la de dañarse a sí mismos. Se auto agreden cuando les riñes por algo malo que hayan hecho, es difícil castigar a quien ya se castiga a sí mismo.

Se autolesionan también cuando algo les duele, cuando su salud no es la perfecta. Prefieren el dolor que se ocasionan a sí mismos  y que creen controlar que el dolor provocado por algún mal.

Otra cosa llama la atención a los demás cuando les ven, y es que no tienen motivación para hacer las cosas, no tienen nunca prisa (salvo tal vez para comer).

Hoy te invito a que te pongas en su lugar. Piensa en que eres un ser que vive, piensa, tiene necesidades, tiene sentimientos… pero todo ello se haya encerrado en una urna que no puedes abrir. No puedes expresarte apenas, los demás parecen hablar aunque no entiendes más que dos o tres palabras de todo el discurso que escuchas, y supones que es a ti a quien hablan porque te están mirando haciendo gestos, a veces crees que de enfado, aunque no sepas que lo que acabas de hacer fuese tan malo, solo querías llamar un poco la atención.

Te exigen que respetes muchas normas extrañas que no entiendes. No puedes gritar, no puedes comer cuando tienes hambre, te exigen que aprendas cosas que no te sirven más que para que te digan que lo haces bien…

Complicado, ¿verdad?

 

Hoy también quiero dar las gracias a todos aquellos que apostaron por conocer a Quique sin rechazarle, dándole la oportunidad de enseñarles cómo es realmente. Que no es tan raro, que es sensible y honesto, aunque también terco y travieso.

Me siento muy orgullosa de todas esas personas que empezaron mirándole con recelo, con miedo, con rechazo y acabaron aceptándole y tratándole como uno más.

Gracias a gente como vosotros.

Soy optimista por naturaleza, sé que, igual que estas personas, muchas otras reaccionarán del mismo modo, solo es cuestión de que nosotros nos acerquemos a ellos y ellos a nosotros.

El conocimiento genera confianza y la confianza elimina el miedo.

Adelante, acércate a conocernos.

Familias, mostraos al mundo. Sé que es difícil al principio, sé que duelen algunos comentarios, sin embargo, el esfuerzo valdrá la pena no solo para ti y los tuyos sino para los que vienen detrás. No os dejéis arrastrar por el mundo que nos rechaza sino por todo ese mundo que desconoce el autismo y se merece la oportunidad de aprender y darnos su apoyo. Os garantizo que no os defraudarán.

 

Tiñamos el mundo de azul claro y los corazones de comprensión.

Muchas gracias a todos por leerme.

 

Rocío Testa Álvarez.