“Rompamos juntos barreras por el autismo. Hagamos una sociedad accesible” es el tema elegido este año 2017 para celebrar el 2 de abril el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo.

Las personas con autismo se enfrentan a numerosas barreras a la hora de disfrutar de sus derechos fundamentales y de formar parte plenamente de la comunidad.

Las barreras a las que se enfrentan varían en función de cada individuo y de sus necesidades específicas. Para el movimiento asociativo del autismo es muy importante que la sociedad entienda cuáles son las barreras a las que se enfrentan las personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) porque eso permitirá una mejor adaptación a sus necesidades y reforzará la inclusión de estas personas en todos los ámbitos de la sociedad.

ACCESIBILIDAD UNIVERSAL

La inclusión y participación activa en la sociedad es un derecho fundamental para cualquier ciudadano. Esta participación implica esferas muy diferentes de la vida social y comunitaria, desde el acceso y utilización de entornos y servicios, hasta el disfrute y aprovechamiento de la educación, el empleo, la cultura o la vida independiente.

Desafortunadamente, en la actualidad esta premisa está lejos de ser real y efectiva.  Se dispone de normativa, declaraciones, argumentos y documentos de posicionamiento que defienden la igualdad de oportunidades y la no discriminación para todas las personas con discapacidad, pero en la vida cotidiana se experimentan situaciones diarias de discriminación y exclusión social que están lejos de desaparecer.

ACCESIBILIDAD COGNITIVA

Uno de los colectivos que presenta más dificultades en el acceso y disfrute de los entornos de la comunidad es el de las personas con Trastorno del Espectro del Autismo.

El término Trastorno del Espectro del Autismo hace referencia a un conjunto amplio de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral. Aunque existe una gran variabilidad en sus manifestaciones, afecta siempre a las competencias sociales y comunicativas de la persona, así como a su capacidad para responder adaptativamente a las exigencias de la vida cotidiana. Se asocia también a grandes variaciones en el desarrollo y manejo del lenguaje y en el funcionamiento intelectual de cada persona. Estas características, en interacción con las barreras presentes en el entorno, hacen que las personas con TEA se enfrenten a diario a dificultades para comprender y responder de manera adaptativa a los requerimientos de un contexto enormemente variable y demandante.

Es evidente que, a pesar de los avances conseguidos, actualmente la sociedad no cuenta con las condiciones necesarias para facilitar la superación de las barreras (principalmente cognitivas y sociales) que las personas con TEA encuentran en sus vidas cotidianas.

Las repercusiones para su calidad de vida y para el disfrute de sus derechos debido a la falta de medidas en materia de accesibilidad cognitiva son evidentes. Esto hace que sea imprescindible pasar de una vez “del dicho al hecho” y establecer las medidas necesarias que favorezcan el disfrute efectivo del derecho a acceder a todos los bienes y servicios de la sociedad, en igualdad de condiciones a los demás ciudadanos y ciudadanas.

Para ello, es necesario ampliar la visión parcial de la sociedad sobre de las condiciones que limitan o dificultan la participación comunitaria, identificándolas principalmente con elementos o barreras físicas del contexto.

Las barreras cognitivas existen, a veces son sutiles y difíciles de comprender para aquellos que no las sufren, pero sus repercusiones son tan significativas como las físicas y limitan a diario los derechos de muchas personas con Trastorno del Espectro del Autismo.

ACTA LEGISLATIVA EUROPEA DE ACCESIBILIDAD

La campaña “Rompamos juntos barreras por el Autismo. Hagamos una sociedad accesible” será un instrumento clave en el contexto europeo para la sensibilización social y política de las necesidades específicas de accesibilidad de las personas con TEA, en general, y en el contexto del Acta legislativa Europea de Accesibilidad de 2 de diciembre de 2015, en particular.

Se necesita un esfuerzo continuado para asegurar que las necesidades específicas de las personas con TEA sean tenidas en cuenta en la elaboración del Acta por parte de los dirigentes políticos.

Información extraída de la web www.diamundialautismo.com